Un regalo a distancia

Juego backgamon - regalo a distancia 1

Hoy me he llevado una gran sorpresa y no podía esperar ni un minuto más para contarlo. Al mirar el correo esta mañana me he encontrado un email Cristina A., una seguidora del blog que nos mandaba una idea para regalar. Pero no es una seguidora normal, se trata de una madrileña que actualmente vive en El Líbano. No os podéis ni imaginar la ilusión que nos hace que desde Beirut nos sigan. Desde aquí queremos mandarle un abrazo enorme a Cristina A. y agradecerle de corazón que desde el otro lado del mundo haya querido participar en nuestro blog y aportar su gratino de arena. Os dejo con su email:

“Este año se están empezando a casar algunos amigos. Ayyyy, qué mayor me siento! En mayo se casó una amiga con la que trabajé en Bruselas. Aunque me lo perdí por estar viviendo en Beirut no quería que ese día se pasase sin tener un detalle. Otro amigo que vive en Barcelona también quería apuntarse a lo del regalo. Así que, la pregunta era… ¿cómo hacer un regalo a una amiga que conocimos en Bruselas y que está en Madrid entre un vallisoletano asentado en Barcelona y una madrileña en Beirut? En esos momentos el mail y el correo es nuestra salvación. Hace unos cuantos años, cuando nos conocimos en la siempre sieeeempre lluviosa Bruselas solíamos pasar la tarde jugando en un bar al backgamon.  En Beirut es muy conocido el juego y es común ver a los señores mayores en la calle jugando mientras fuman su narguille. Así que nada, el regalo estaba claro.

Juego backgamon - regalo a distancia 2

Pero, ¿cómo hacer el regalo de manera conjunta? Eso de pagarlo a “pachas” y luego firmar en una tarjeta queda un poco soso. Así que lo que hicimos fue dividirnos el regalo. Yo compré el tablero y él las piezas. Escribimos una carta entre los dos, la dividimos en pedazos y nos lo repartimos. Cada uno mandó su parte de la carta y su parte del regalo por correo. Así el regalo sólo estaría completo cuando las dos partes se uniesen en su destino.

Es cierto que hasta que nos pusimos de acuerdo e hicimos todo pasó un poco de tiempo y nuestra amiga ya había vuelto de la luna de miel y todo, pero de todos modos el regalo le gustó.

Esta idea se puede hacer con diferentes cosas. Un par de pendientes, unos zapatos,… o si sois más solo es cuestión de buscar un regalo que se pueda dividir entre más personas. Imaginad lo que puede dar de sí toda una vajilla enviando los platos de uno en uno… 

La idea es crear una especie de puzle que no estará completo hasta que no estén todas las partes. A parte de cartas podéis mandar fotos, etc. Para repartir los trozos es cuestión de hacer unas líneas de división (con Photoshop, por ejemplo) las numeráis y os las repartís. Cada uno imprime la foto, la recorta y envía solo su parte.”

Anuncios

Un comentario en “Un regalo a distancia

¿Qué te parece esta idea?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s