Merendando cupcakes

Merendando cupcakes 1

Viendo estas fotos que nos habéis mandado me están entrando ahora mismo unas ganas de volverme a Madrid… Una de las fotos es de Happy Day, un cupcakes con lacasitos, una tarta de oreo, un café y un batido. La otra fue tomada en Lolina Vintage Café, una cafetería que igual que Happy Day está situada en la calle Espíritu Santo de Madrid. Entrar en Lolina es como volver a los años 60, sus mesas, sillas y sillones son cada uno diferentes, además el papel pintado de sus paredes y su música te trasladan a una época en la que nuestros padres “moceaban” (como diría mi madre…). En la foto podemos ver un trozo de su pastel “Red Velvet”, un postre típico americano que si no habéis probado os recomiendo.

Merendando cupcakes 2

Ambas fotos nos la envía Javier, un seguidor muy goloso por lo que se ve. Si tenéis la suerte de estar en Madrid os recomiendo una visita a cualquiera de los establecimientos, puede ser un buen plan para hoy mismo, una merienda de domingo por la tarde. Paris tiene muchas cosas buenas y también muchos postres pero los precios no tienen nada que ver, tomar una merienda similar en alguna cafetería de la capital francesa es un lujo que solo te puedes permitir muy de vez en cuando porque aquí todo es carísimo.

Ya sabéis que si vais a comer a un sitio original, a merendar cupcakes o a cenar en un local con una decoración que se salga de lo habitual, podéis contárnoslo. A veces puede ser un buen regalo llevar a alguien a tomar algo a un sitio especial. 

Anuncios

De merienda en Happy Day

Happy Day 4 - Especial Cupcakes

Hace unos meses estaba paseando por Malasaña con un amigo cuando, por casualidad totalmente, descubrimos Happy Day, una singular pastelería ubicada en la calle Espíritu Santo, una de las calles más cosmopolitas de Madrid. Su decoración nos traslada al Nueva York de los años 50; colores pastel, mariposas y carteles publicitarios adornan las paredes de esta peculiar pastelería. Un ambiente de los más retro que combina hasta con su hilo musical y sus dependientes, todo allí es dulzura.

Happy Day tienda

Pero si por algo se caracteriza este local es por sus cupcakes: esponjosas magdalenas tradicionales con vistosos y deliciosos sombreros de crema o “frosting”, como los entendidos en este tipo de repostería llaman a ese manjar que decora los cupcakes. Algunas llevan también lacasitos, otras virutas de chocolate, obleas o gominotas, cada cupcake tiene sus sabor y su decoración. Lo mejor de estos pastelitos, su precio: 2€ la unidad. Si tenemos en cuenta que son elaborados allí mismo y que son verdaderas obras de repostería, me parece un precio más que justo. Yo os recomiendo el cupcake de oreo, sin duda mi favorito.

Happy Day 3 - Especial Cupcakes

Además de cupcakes tienen galletas, tartas, muffins, bagels y otros manjares. Y si lo que os gusta es cocinar, venden todo tipo de productos necesarios para elaborar estos dulces en casa.

Happy Day 1 - Especial Cupcakes

Happy Day es el lugar ideal para llevar a merendar a una persona especial o para darle una sorpresa a alguien que adore el dulce. Una porción de tarta y un café puede ser una merienda perfecta. Las raciones de tarta son bastante generosas y cuestan solo 3€ , y el café cuesta 1’50€, un precio bastante económico teniendo en cuenta la zona de Madrid en la que está situada la pastelería. El local es pequeño, solo tienen una mesa con tres sillas, pero si vais mucha gente os dan la opción de comprar allí los cupcakes y tomaros el café en Lolina, un local muy próximos también muy curioso. Allí el café está a igual precio y os dejan consumir dentro productos de Happy Day.

Otra cosa que podéis hacer es regalar una caja de cupcakes. En vez de la típica caja de bombones, una cajita con 4 o 6 cupcakes es un detalle mucho más original y a su destinatario le encantará. Si recordáis la entrada de “Caja de cupcakes y regalos” que subí hace unos días, los cupcakes y caja de mariposas eran de Happy Day.

Happy Day 2- Especial Cupcake